domingo, 20 de abril de 2014

¡RESUCITÓ!


Hoy es Domingo de Pascua. Una celebración significativa y determinante en la vida de la Iglesia. 
En torno a ella se construye todo el calendario litúrgico que rige el año entero en la comunidad eclesial. Es una fiesta que cada año es nueva. Porque no estamos celebrando un acontecimiento pasado, sino un acontecimiento actual, un evento que se renueva continuamente y que no conocerá ocaso nunca. 
Jesús nos ha salvado y el signo más claro de esta realidad es su resurrección. Jesús esta vivo, y habita en su Iglesia. Creer esto es fundamental para todo verdadero cristiano. Lo que es fundamental para todo cristiano es celebrar, el gozo cristiano es sello distintivo de haber entendido el mensaje del evangelio, los cristianos celebramos todos los días los misterios del amor de Dios y esto sólo puede tener fundamento en la resurreción de Jesús. Él y sólo Él es el motivo de toda celebración cristiana. 

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!