sábado, 15 de febrero de 2014

¡GRACIAS SEÑOR!

Hoy celebré un año más de vida. Y lo hice en la compañía física de mis hermanos sacerdotes y en la compañía espiritual de mi familia y amigos que por el momento no estan conmigo, sino lejos allá en Monterrey. Fue un día bonito en Roma, pude ir a celebrar una misa de acción de gracias en las grutas vaticanas debajo de la Basílica de Guadalupe, y por la tarde hice junto con unos amigos una visita a la Abadía de "Le Tre Fontane", donde según la tradición fue martirizado San Pablo. Fue un bonito día, con mensajes de felicitación, escritos y de viva voz. De este día solo me resta decir con gran satisfacción: Gracias Señor, por tu amor y misericordia, por tu paciencia y tu generosidad conmigo.