lunes, 8 de julio de 2013

UN PAPA LIBRE

Me ha parecido bastante interesante la manera en la que el Papa Francisco ha conducido su pontificado.  Y creo que la palabra que describe su actitud en el pontificado es libertad. El papa ha buscado ser libre para ser él mismo. 

Ha sido libre para acercase a la gente, saludar con cordialidad y cercanía a cada persona que llega hasta él. Ha sido libre para celebrar misa diaria en una capilla siempre repleta de personas a las cuales les dirige una breve y familiar homilía sin formalismos. 


Ha sido libre para echar andar las necesarias reformas en el complicado engranaje vaticano. Ha sido libre para ir al encuentro de los que más sufren de aquellos que ven pisoteados sus derechos más elementales y que necesitan un mensaje de aliento.



La libertad si que ha sido un imperativo en el ministerio del Papa Francisco. Y es que a veces es necesario salir de los convencionalismos y en pos de un mejor servicio moverse en plena libertad. Aveces las "formas" nos impiden darle un toque de humanidad a nuestra labor y es necesario ser valientes y justos para pasar por alto algunas de ellas en pos de un bien mayor.