lunes, 18 de marzo de 2013

UN ESCUDO CON MUCHO SIGNIFICADO

Su Santidad Francisco, ahora como recién elegido Sumo Pontífice, ha decidido conservar el escudo de armas que ostentaba desde que era obispo y después cardenal. Es un escudo verdaderamente bello.


¿Qué pudiera comentar yo sobre él?
Quisiera centrarme en el emblema de la Compañía de Jesús, que toma un lugar privilegiado en el diseño del escudo. Es como ya he comentado aquí en este blog, la representación del trigrama del Santísimo nombre de Jesús. Sí, ya lo se... es el emblema de los Jesuitas... pero su origen es mucho más antiguo. Me permitiré citar algunos párrafos de otra entrada de este blog, para aclarar lo que afirmo:

Fue tan intensa la predicación de San Bernardino de Siena, que con gran intuición pastoral creo un símbolo que recordara a todos los que lo escuchaban el poder y santidad del Santísimo Nombre del Redentor.  Y así surgió como una representación iconográfica el trigrama del Santísimo Nombre de Jesús: IHS
El trigrama fue diseñado por San Bernardino mismo, por esta difusión iconográfica es considerado como el santo patrón de la publicidad. El símbolo consiste en un sol radiante de doce rayos sobre un campo azul, por encima del cual se ven las letras “IHS” que en un significado primario y original las primeras tres letras del nombre de Jesús en griegoΙΗΣΟΥΣ , transliterado en letras latinas minúsculas: i h s o u s , y en mayúsculas transliterando la letra griega sigma Σ” por  la latina “S”, queda entonces: IHS), pero también se dan otras explicaciones más tardías y acomodaticias como la abreviatura de "In Hoc Signo (vinces)" el ​​lema de Constantino, o "Iesus Hominum Salvator". Que si bien no son heterodoxas y contrarias al espíritu cristiano, son significados diversos del original.
El sol central es una clara alusión a Cristo, que da vida como el sol, y sugiere la idea de la extensión de la Caridad.
El calor del sol se difunde por los doce rayos que representan a los Doce Apóstoles que desde Cristo se difunden hacia diversos lugares el mensaje de Salvación que el Señor predicó, el azul del fondo es un símbolo de la fe, el color oro (amarillo) es símbolo de la divinidad.
La Compañía de Jesús (los jesuitas) fundada por San Ignacio de Loyola, tomó este trigrama como su emblema con la única adición iconográfica de los tres clavos de la cruz del Señor unidos en punta a los pies del trigrama. Así la Compañía de Jesús se convirtió en una fuerte partidaria del culto y doctrina del Nombre Santo, dedicando al Santo Nombre de Jesús, sus iglesias más bellas y más grandes, construidos en el mundo.


¿Y porqué el Papa debe tener escudo?
La Heráldica o ciencia de los blasones, es aquella que se ocupa de fijar las reglas sobre el diseño de los escudos de armas. Tuvo su origen en la edad media cuando los señores feudales mandaban dibujar sobre los escudos de sus soldados o guardias, símbolos que los representaran. Así cuando se trasladaban de territorio o había alguna batalla se podían distinguir las distintas dinastías o casas. 
Con el pasar del tiempo cada familia adoptó según las circunstancias de su origen, distintos símbolos que los representaban. Estos símbolos variaban en significado, algunos significan nobles ideales de vida, hasta llegar a ser verdaderamente programáticos del ser y quehacer de vida. Su diseño era todo un privilegio que pertenecía a personas que ostentaban un prestigio sobre todo en cuanto a las virtudes de vida (valentía, caridad, etc.) 
Así nacieron los escudos de armas o blasones. Dentro de la ciencia heráldica existen distintas ramas, una de ellas es la heráldica eclesiástica. En sus orígenes estaba muy ligado al uso común de nobleza, sin embargo hoy en día tiene una orientación diferente, es sobre todo un simbolizar ideales cristianos. 
Los clérigos (Papa, cardenales, arzobispos, obispos, canónigos, presbíteros y diáconos) podían elegir utilizar los diseños de sus familias o elegir una simbología propia. Los escudos de armas eclesiásticos no son exclusivos de los obispos o cardenales, cualquier clérigo puede poseer su escudo. En este link, hay un artículo que explica con más exactitud sobre la heráldica eclesiástica.
Así podemos decir que es una tradición que el Santo Padre pueda tener su escudo de armas propio. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Perdón, Padre. Pero si Ud. hubiera contado los rayos del sol del escudo papal actual, habría visto que no son 12 (como Ud. comenta) sino 32, 16 rectos y 16 flamígeros, igual que en el Sol de Mayo que ha sido un símbolo fundacional de la Nación Argentina.

Luego, están los que dicen que por el centro del sol pasa un simbólico rayo 33. Y, en torno a fantasear con simbolismos numerológicos, tendremos ahí la edad de Cristo.

Aquí lo interesante de determinar es hasta dónde el Sol de Mayo ha sido inspirado en un símbolo preexistente de la orden ignaciana. O, al revés, si ese sol de 32 rayos se comenzó a usar por los jesuitas después del año 1813.