domingo, 17 de marzo de 2013

FE ILUSTRE O "DE A PIE" TU ELIGES...

Han pasado ya los primeros días del Pontificado de Su Santidad el Papa Francisco. Han sido días que personalmente he vivido muy intensamente. Y en esto me doy cuenta que no es lo mismo vivir acontecimientos como estos en Roma que en cualquier otro lugar del mundo. Aquí todo está a la mano, las personas que son protagonistas de estos acontecimientos, y los lugares en donde suceden. 
He podido estar prácticamente en medio de la muchedumbre que asiste a los eventos del papa. Escuchar en vivo y con mis propios oídos, o sea sin que sea una grabación, la voz del Papa Benedicto XVI y la voz del Papa Francisco. Me he dado cuenta de la actitud que tiene la gente que acude a estos eventos, obviamente hay de todo, pero es triste constatar que no siempre la actitud es de piedad, ¡lo que a veces se escucha en la plaza! sobre todo en lengua italiana, y en este aspecto yo comparo las actitudes de las muchedumbres católicas tan diversas en nacionalidades e ideas sobre la Iglesia, con las muchedumbres que acudían a escuchar a Jesús, cada quien en su interior tiene una motivación diferente que se deja ver en actitudes exteriores. En fin, quien soy yo para juzgar, pero que conste que como dice aquel editorialista mexicano, yo no critico, nomás digo...


La fe católica es tan amplia que existen distintos puntos de vista respecto a los acontecimientos que suceden en su diario caminar. Me he topado en Roma con perspectivas tan diversas, unas son  aquellas encumbradas consideraciones academicas y sapienciales confeccionadas al amparo del egregio ambiente universitario católico romano, que "dicho sea de paso", a veces pecan de soberbia y severidad científica, algunas de esas consideraciones buscan ser tan exactas e irrefutables que se vuelven intocables, casi casi sagradas; a pesar de eso las hay muy interesantes, pero por lo anterior lejanas del hombre concreto, del católico "de a pie" o como dicen aqui "i credenti della strada"(los creyentes de la calle), y otras perspectivas son precisamente las de estos creyentes "de a pie", de las personas de fe sencilla, que viven al ritmo de sus actividades diarias y que con fe son testigos de lo que ocurre en la Iglesia desde el nivel de la plaza.  
No existe en sus opiniones el rigor académico de las mentes universitarias, son totalmente libres de la soberbia del aula, su punto de vista se va confeccionando al calor de los hechos concretos, de lo que se ve, de lo que se experimenta, y es por esto mismo que en aquellas mentes ilustres, este tipo de perspectivas son objeto de desprecio. Uno de estos días escuché: "¡Que va a saber la viejita italiana de las implicaciones eclesiales que tiene el hecho de que el papa no haya utilizado la cruz pectoral de oro en su primer aparición en público! Va! ella solo puede llegar a entender que este papa es "muy humilde" porque eligió el nombre del santo patrono italiano que optó por la pobreza".



¿Qué juicio se puede hacer sobre estas dos perspectivas? Personalmente, pienso que una no es mejor que la otra, simplemente forman parte de la vasta riqueza de la Iglesia. Sin embargo quien adopta una actitud o la otra, vive la fe de diferente manera. Si me preguntan a mi, yo prefiero la fe al nivel del pueblo. Esa fe que no exige discursos elocuentes e ilustres, esa fe de la que diariamente se alimentan los ánimos de los que enfrentan los grandes retos de una vida no muy privilegiada. Y ya que he dicho esto, puedo decir que los desprecios hacia este tipo de perspectivas sencillas me molestan demasiado. 
Y es que subirse en pedestales nunca ha sido lo cristianamente correcto cuando se consideran las enseñanzas de Jesús. No desprecio con esto la necesidad de una fe pensada y puesta sobre los pilares de correctos argumentos. Sin embargo creo que un gran reto de los que tenemos la oportunidad de profundizar en la fe a la manera académica es no caer en la tentación de ensoberbecernos al punto de ser insensibles ante lo sencillo, caer en esa tentación es convertirnos en escribas y fariseos, y que tragedia más grande para el cristiano que el hecho de que esto pase.



Al respecto de esto el Papa Francisco, es una figura de referencia. Su pontificado esta siendo diferente, se sale de los cánones y así como ha "caído bien" a muchos también ha escandalizado a más de uno. Este papa me parece interesante, y estoy seguro que marcará época. ¿Izquierda o derecha? Creo que esto va más allá de estas categorías reduccionistas. Se trata sobre todo de la opción de vida que tomes para vivir tu fe. Y gracias a Dios los católicos nos podemos gloriar de pertenecer a una comunidad universal en la que la libertad no sólo es querida sino también vivida. Todo esto me ha ocupado la mente los últimos días... y todavía creo que no lo he pensado suficientemente. Lo seguiré pensando y si surge algo nuevo no tengas duda de que lo compartiré aquí.