miércoles, 16 de mayo de 2012

ME ENVÍAN A ROMA

El día anterior al post anterior a este... es decir el 24 de abril de 2012, tuve una entrevista con el Administrador Apostólico de mi diócesis, Mons. Jorge Alberto Cavazos Arizpe, en la que me comunicaba su decisión de enviarme a cursar una especialización a Roma. Mi sorpresa fue grande, y acepté confiado en que es Dios quien me pide servirlo de esta manera. 

No soy intelectual, eso me queda claro, incluso en este blogsillo hay ocasiones en las que cometo errores ortográficos o de alguna idea no concretizada en tono académico. Soy inquieto eso si. Tengo una buena capacidad de adaptación, también. No brillo con el esplendor de las mentes ilustres, pero me defiendo. Quiero servir a Dios y a mi Iglesia, eso que ni que... a eso dedico mi vida. 

¿Por qué me mandan a estudiar a Roma precisamente a mi? no tengo ni la menor idea. Las aguas calmas de mi ministerio sacerdotal en la parroquia de pronto fueron perturbadas (en un buen sentido) por Dios que metió su mano en ellas. Demasiada tranquilidad y comodidad pensaba yo, Dios me ha de tener algo preparado. Y Zaz! Dios me pide algo totalmente nuevo y diferente. 

Y como yo no me ordene sacerdote para hacer mi voluntad sino la de Dios expresada a través de mis superiores, que se haga. Pondré todo mi empeño por llevar a cabo esta encomienda nueva, y estoy seguro que Dios me proveerá de todo lo necesario para realizarla. Tengo temor y temblor, es una sensación que hace mucho tiempo no sentía, pero que me reconforta, por que no voy, me envían, no lo haré con mis propias fuerzas (que son pocas) sino con la fuerza que Dios me de. 

Voy en nombre de Jesús, confiado en el poder de este nombre. En el compartir esta noticia me he sentido respaldado por mis amigos sacerdotes, laicos, familiares, etc., quienes me prometen su oración y apoyo. Espero que tu que eres lector de este blogsillo o que llegaste aquí fortuitamente, tengas también la generosidad de rezar aunque sea un Padrenuestro o una jaculatoria por este sacerdote, que no sabe una pizca de italiano (cuestión que estoy resolviendo con unas clases del idioma) y que nunca ha salido de su país, ni siquiera a E. U. a comprarme un helado. Estudiaré Teología Dogmática. 

Pero seguiré aquí, todavía no me voy, faltan por lo menos dos meses. Me entusiasma la idea de que a partir de varias semanas este blogsillo pasará de ser escrito desde mi oficina en la parroquia a ser escrito desde mi cuarto de estudiante en Roma. Como algún día me entusiasmó, el hecho de que pasaría de ser escrito por un seminarista desde su cuarto en el Seminario (a pesar de que no estaba permitido tener conexión de internet en los cuartos, pero me las arreglé), a ser escrito por un sacerdote desde la oficina de su parroquia. Así las cosas, sea todo por Dios. 

2 comentarios:

Fermín Tellez Rdz dijo...

Me dio mucho gusto la noticia cuando la compartió en twitter, saber que su viaje servirá para seguir creciendo intelectualmente, aún más. Sé que será una experiencia inolvidable, le deseo un feliz viaje Padre Eliezer y claro, que no se olvide de México en sus oraciones.

Isabelm dijo...

Me estreno comentando en su blog sólo para desearle lo mejor en su viaje. Que todas las experiencias que le esperan, sean enriquecedoras y le ayuden a fortalecer su camino en la construcción del reino de Dios.
El Señor lo siga bendiciendo y le acompañe siempre.
Saludos