miércoles, 29 de febrero de 2012

LIBROS

En estos días he redescubierto el libro de San Luis María Grignon de Montfort : "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen." Y lo estoy redescubriendo porque ya en el seminario tuve la oportunidad de leerlo en varias ocasiones en distintos momentos de mi formación. Y me doy cuenta de que definitivamente muchas de las cosas que antes veía buenas y verdaderas, en el estilo de vida sacerdotal no sólo no dejan de ser buenas y verdaderas sino que se convierten en vitales. 

Mi devoción a la Santísima Virgen María, ha dejado de ser algo bueno en mi vida de fe, para convertirse en algo mas que bueno, yo diría que esencial. No puedo vivir sin tenerla presente. Ella fue depositaria desde el primer momento de mi opción por la vida sacerdotal. Es más yo le atribuyo a ella el llamado al sacerdocio, ella me condujo hasta Jesús y me puso delante de Él para que me llamara. 

El libro del santo es una gran ayuda para descubrir a María Santísima desde una perspectiva vivencial y sobre todo desde la convicción de que esta asociada verdaderamente al misterio de Cristo y de nuestra salvación. Si no lo han leído se los recomiendo. Este libro junto con la "Imitación de Cristo" de Kempis forjaron convicciones cristianas en mi camino vocacional que me iluminaron no una sino muchas veces. Son libros que como la Sagrada Escritura deben leerse y releerse, siempre con el corazón bien dispuesto.