martes, 29 de noviembre de 2011

EL SEÑOR VIENE

CORONA DE ADVIENTO DE LA PARROQUIA
DE SANTA BEATRIZ DE SILVA
El Adviento ha comenzado. Un tiempo muy especial, para preparar el corazón para recibir dignamente al Redentor. Me gusta mucho el adviento, es una época que sin ser navidad, me habla de alegría y de una espera gozosa. El adviento nos dispone, nos ayuda a vaciarnos de cosas, ideas, prejuicios y costumbres innecesarias que sobrevaloradas las vamos acumulando en el corazón dejando sin espacio ese lugar íntimo que todos tenemos para el encuentro con Jesús. 

Es sorprendente constatar que cada tiempo litúrgico nos introduce en una dinámica nueva de espiritualidad, aunque para las personas distraídas pareciera un adviento más, el adviento actual es diferente no sólo en su contenido, sino en la disposición que pongamos de nuestra parte para sacarle todo el provecho. Hemos avanzado, ya nadie es el mismo que hace un año y eso le imprime siempre novedad al tiempo que vamos viviendo. 

Adviento es oportunidad de renovar el "sí" que todos los días luchamos por darle a Dios. Es tiempo de disfrutar una espera reconfortante, sin prisas, sin desesperación, sin afanes mundanos. Cristo viene, es una verdad que da seguridad y sosiego al alma. Vamos a su encuentro y esto debe llenarnos de esperanza y paz.