sábado, 18 de diciembre de 2010

ADVIENTO II

La fiesta de navidad esta cada vez más cerca y en estos días en los que todavía podemos ir preparando el corazón, es necesario que pongamos especial atención a aquellos que son menos afortunados que nosotros. La caridad debe adornar de una manera especial estos días previos a la navidad. Y dando testimonio de caridad con los hermanos podemos en estas fechas compartir con ellos de lo que nosotros poseemos. Y es que existen en estas fechas tantas ofertas propicias para que se despilfarre el dinero que es a veces difícil no caer en la tentación. Es por eso importante que despertemos del sueño consumista y extendamos nuestra mano solidaria con aquellas personas que menos tienen y démosle cobijo así al niño Jesús que no tuvo un lugar donde nacer con decoro.