jueves, 25 de noviembre de 2010

HOY ANDO MUY CONTENTO

Hoy he celebrado tres misas. Y eso que no es domingo. Y tampoco es queja. Me siento feliz al celebrar misa, es una de las acciones que le dan sentido a mi vida. Estoy verdaderamente seguro de que nací para ser sacerdote, y eso sin pretensiones de soberbia ni mucho menos. Ahora voy a ir a confesar. Escucho como a lo lejos se oyen los cantos de adoración dirigidos al Santísimo Sacramento. La hora santa semanal de la parroquia esta empezando. Y durante esta hora de adoración me toca confesar. Amo ser sacerdote, me plenifica, me pone feliz ser lo que soy y no dejo de dar gracias por esta vocación tan hermosa. Y ya me voy por que el deber me llama, un deber que no me pesa, al contrario me siento privilegiado de poder ejercer este ministerio. Bueno pues te dejo para ir a hacer lo que me toca. Que Dios te bendiga!

1 comentario:

Rocio Diaz de Lizarraga dijo...

Padre, ese dia, el 25 de noviembre, usted dio la misa de ocho de la mañana y era mi cumpleaños. Pedi en las intenciones una accion de gracias a mi nombre. Le doy gracias a Dios por permitirme participar en esa misa y a usted por haber celebrado ese dia tres misas. Bendición tras bendición. Rocio Diaz de Lizarraga