domingo, 7 de noviembre de 2010

CREER EN LA RESURRECCIÓN ES CREER EN CRISTO

Creer en la resurrección es creer en Cristo. Los saduceos no creían en la resurrección y por lo tanto no estaban abiertos a entablar un diálogo con Cristo. Ellos querían imponer su punto de vista y ridiculizar al Maestro, lanzando preguntas elaboradas en la más nefasta interpretación de la ley. Y Cristo el Señor, queriendo dejar en claro el punto de la resurrección alude a una verdad que ilumina todo nuestro existir y esperar cristiano: "Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos, pues para Él todos viven."

Además revela la manera en la que será la vida después de esta vida, las personas no se casarán, sino que serán como ángeles en el cielo. Como los ángeles, no que nos convertiremos en ángeles, sino más bien que estaremos tan ocupados en la contemplación de Dios a la manera de los ángeles, que no será necesario procrear familia, sino que estaremos en comunión perfecta entre nosotros y con Dios de tal manera que no será necesario nada más. Si no crees en la resurrección difícilmente tendrás esperanza en el corazón y no podrás disfrutar del amor y la presencia de Aquel que ha sido hasta ahora el único resucitado: Cristo el Señor.