viernes, 1 de octubre de 2010

TERCERA SEMANA DE EJERCICIOS ESPIRITUALES EN ESTE AÑO

Hoy he regresado a la parroquia después de una semana de ejercicios espirituales con los padres de la zona pastoral, en donde se ubica mi comunidad. Una semana en la que pude convivir con sacerdotes muy diversos y de distintos modos de pensar la pastoral y de aplicarla, diferentes edades y estilos de vivir el sacerdocio.

Fue enriquecedor para alguien como yo que estoy iniciando mi camino ministerial. Pude reflexionar sobre algunos aspectos de mi ser sacerdotal. Cabe señalar que son mis primeros ejercicios espirituales como sacerdote. Y los terceros que tomo en el año, cuando realmente solo se exige una semana de ejercicios. Los primeros fueron los que todavía tomé como seminarista en preparación para la semana santa.

Los segundos fueron los inmediatos anteriores a la ordenación sacerdotal. Y los terceros éstos que acabo de terminar. En verdad los he disfrutado, y le doy gracias a Dios por la oportunidad de tener estas tres oportunidades de encontrarme profundamente con Él, y que difícilmente tendré en los siguientes años, o tal vez en todo mi ministerio.

Mons. Ramón Calderón, Obispo de Linares, (de pie)
dirigiéndonos una de las meditaciones.

Los ejercicios fueron dirigidos por Mons. Ramón Calderón Batres, Obispo de Linares, un obispo conocido por todos los sacerdotes de nuestra diócesis, ya que perteneció a este presbiterio. Bastante sencillo y muy cercano.