viernes, 29 de octubre de 2010

REENCUENTRO RETRO

Hoy me he reencontrado con muy antiguos amigos. Compañeros míos de la educación secundaria con los que no me comunicaba por lo menos hace 13 años. Los encontré gracias al Facebook, bueno más bien ellos me encontraron a mi. Fue una verdadera sorpresa. Y yo soy una de esas personas a las que les gustan las sorpresas, las sorpresas agradables claro. Y también me gusta sorprender a la gente, con sorpresas agradables claro.

Gracias a este reencuentro (eso se escuchó como el reencuentro del grupo Menudo) pude recordar muchas cosas que ya se me habían olvidado. Situaciones, anécdotas, experiencias que volvieron a mi mente desde aquellos ya lejanos años 90's en los que viví mi temprana, mediana y tardía adolescencia. Al ver las fotos de mis amigos me di cuenta que los años nos han convertido en personas maduras, somos jóvenes pero maduros; todos rayamos los 30 años.

Que sorpresas tan agradables me han dado este día. Queremos organizar un reencuentro con toda la generación 94-97 de la secundaria del Instituto Universitario Oxford. Ojalá y lo logremos. He buscado música de aquellas épocas para ambientarme en mi recuerdo de aquellos años. Platicando con una de estas amistades, le comentaba que mi plan en esos años de secundaria era (viendo a futuro mi vida) convertirme en una persona importante, alguien con una posición económica privilegiada y si fuera posible con gran prestigio. Era un adolescente muy ambicioso, de eso no me cabe duda. Y ahora que soy adulto, me pongo a pensar en mi reacción, siendo adolescente, si alguien me dijera que dentro de 13 años sería sacerdote, esa si que sería una gran sorpresa para mí y no sé si de esas que me gustan.