sábado, 30 de octubre de 2010

ATRASANDO EL RELOJ

Hoy hice muchas cosas, o eso me parece porque terminé cansado este día. Ya sé que nunca es suficiente y que hay que esforzarnos mucho todos los días, sin embargo mis cansancios son gratificantes, son ese tipo de cansancio en el que te sientes satisfecho de haber aprovechado el día. Así me siento al final de este día. Hoy en México por la madrugada termina el horario de verano y empieza el de invierno, si mal no recuerdo. Hay que atrasar una hora los relojes, una hora más de sueño que bien. La verdad yo no sé si se ahorrará energía eléctrica con esta medida impuestra por el gobierno, pero lo que si les puedo decir que una hora más de sueño no debe despreciarse y más cuando ando cansado como hoy.

1 comentario:

Rodolfo dijo...

Eso que ni qué ...

Hay en el sueño otra gratificación muy agradable jajaja... además sé que trabajas mucho eliecer... cuidese y cuando haya la oportunidad de descansar hemos de aprovechar... y volvamos al tiempo de Dios y dejemos el tiempo de Fox como dicen los raramri...