viernes, 13 de agosto de 2010

MAÑANA SERÉ SACERDOTE

¿Qué piensa un diácono la noche anterior a su ordenación sacerdotal? ¿Qué es lo que siente?
En mi experiencia puedo decirles que lo que pienso es que Dios ama infinitamente a su Iglesia. Y lo que personalmente siento es que me ama infinitamente como hijo, y como miembro de esta gran familia que es su Iglesia. Sí, me siento inmensamente amado por Dios. Me siento abrumado por su infinita misericordia. El sacerdocio de Cristo es un regalo que gracias a Dios es para la Iglesia, por que sería muy egoísta el retenerlo para uno mismo. Además que es un don muy grande que en las vidas de los sacerdotes sólo adquiere su justa dimensión cuando se pone al servicio de los bautizados. Mañana seré sacerdote.


2 comentarios:

Fer dijo...

Felicidades....hoy en dia se necesita gente buena para ayudar a no perder nuestra humanidad...

Saludos!!

Fernando

Fermín Tellez Rdz dijo...

Padre Eliezer lo felicito en este día tan importante.

Mil felicidades en su primer día como sacerdote.