martes, 10 de agosto de 2010

ESTAR LISTO

La pregunta que más me han hecho durante estos días próximos inmediatos a la ordenación sacerdotal, es, ¿ya listo?
Y no me apresuro a responder, a algunos les he dicho que casi, a otros que si, a otros que para esto nunca se está lo suficientemente listo. Y esta última respuesta es la que me parecería la más sensata. Aunque evangélicamente, el estar listo, siempre preparado, es una característica de los verdaderos discípulos de Jesús.
Bajo esta perspectiva no debería haber lugar para faltas de preparación, todo debe estar listo para que la venida del Señor no nos sorprenda. Bajo esta lógica si, ya estoy preparado, pero debo mantenerme preparado, de eso se trata la espera gozosa del Señor.