viernes, 6 de agosto de 2010

ENCUENTRO CON BIENHECHORES ESPIRITUALES

Mis bienhechores espirituales.

Hoy mis hermanos diáconos y yo (también diácono) que nos ordenaremos Dios mediante, en una semana, conocimos en una amena convivencia a nuestros bienhechores espirituales, hombres y mujeres que hicieron oración por nosotros durante nuestro tiempo de formación en el seminario.

Fue una convivencia muy alegre, en la que pude conocer a muchas personas que se comprometieron a brindarme su apoyo en la oración. Un apoyo que es muy importante en la vida de los que nos dedicamos a las cosas de Dios. Pude compartirles un poco del seguimiento del Señor Jesús que inicié hace casi diez años atrás responder "Sí" al llamado que me hacía a seguirlo en la vocación sacerdotal. Compartimos una merienda y charlamos por un buen rato. Fueron momentos que viví muy a gusto.

Les agradecí mucho su oración, que ha sido un apoyo muy fuerte en mi caminar vocacional, y les di la invitación para la misa de ordenación y para la cantamisa. Nunca he dejado de dar gracias a Dios por personas como ellas que se comprometen en la oración de intercesión.

Y la preparación inmediata para la ordenación continúa, mañana será la misa de apertura de año del Seminario y en esta misa se les dará la bienvenida a los nuevos seminaristas, y los que nos ordenaremos firmaremos nuestros juramentos y haremos solemne profesión de fe. Y ya mañana les contaré de eso.