miércoles, 14 de julio de 2010

SACANDO ADELANTE PENDIENTES

He estado muy ocupado resolviendo pendientes de la ordenación. Algunas cosas ya están resueltas, otras no. Es impresionante la cantidad de personas que están involucradas en este acontecimiento tan importante para la Iglesia diocesana. Desde el primer día en el que supe que me iban a ordenar, no he dejado de dar gracias a Dios por tan grande bendición. Seré sacerdote y creo que todavía no acabo de meditar en su totalidad todo lo que implica eso. Mi vida cambiará de eso no tengo duda, y este anhelo mío de ser sacerdote está por cumplirse. Estos días que siguen los tendré igualmente ocupados en detalles. En verdad estoy disfrutando esta etapa de preparación.