martes, 15 de junio de 2010

VIDA PARROQUIAL

Durante ésta y las siguientes dos semanas estaré compartiendo con el Párroco y el Vicario, el trabajo pastoral en la parroquia a la que fui todo mi último año del Seminario. ¡Vida parroquial! ¡al fin! cuanto he esperado el estar sirviendo a una comunidad parroquial de tiempo completo. Y claro en estos momentos me siento como pez en el agua, y me doy cuenta que definitivamente yo fui hecho para este tipo de servicio, para vivir sirviendo en una comunidad de fe que todos los días busca a Dios.
Aquí con los seminaristas que salieron de la comunidad parroquial
de Santa Cruz, la parroquia donde he servido como diácono.
Esta foto fue tomada en la puerta del templo parroquial.

Quiero ser toda mi vida un sacerdote de parroquia, ni más, ni menos. Dios mío! que bonita es la vida parroquial, no dudo que existan dificultades, sin embargo que comunidad no tiene problemas. Amo mi vocación, amo a mi Iglesia y para ella, sólo para ella me consagraré como sacerdote.

1 comentario:

Jesús Pablo dijo...

Hola Eliezer! Me da mucho gusto y alegria ver lo que escribes de tus primeras experiencias como sacerdote electo... de tu vida pastoral que va comenzando... k shido la vdd!!!!

Yo pues, esperando mi respuesta, el próximo Martes... ando un poco nervioso; la vdd me siento muy tranquilo, al principio pensé que sería como cuando un espera los resultados del exámen de selección de prepa o de la facultad.. pero no, la vdd, ando muy tranquilo porque sé que todo esta en manos de Dios y será absolutamente lo que Él quiera. Te encargo mucho oración por mis compañeros del proceso voc. y por mi tmb... y tu estas en las mías!