martes, 8 de junio de 2010

PREPARÁNDONOS EN COMUNIDAD

Hoy me reuní con mis hermanos que como yo recibiremos el orden del presbiterado. Definimos las fechas para nuestras cantamisas (o sea nuestra primer misa), platicamos sobre algunos aspectos de las invitaciones, que de hecho yo estoy diseñando, y definimos algunos aspectos de los ornamentos de la ordenación. Ha sido un trabajo verdaderamente fraterno. Los preparativos comunes para nuestra ordenación han sido un ejercicio de fraternidad, si algo caracteriza a mi generación es la capacidad tan grande que tenemos de organización. Ya desde nuestra ordenación diaconal nos dimos cuenta de nuestras potencialidades.

Todos somos importantes, todas las opiniones se escuchan y evalúan, hay respeto y entusiasmo. La verdad yo aprecio mucho a todos mis hermanos de generación. Hemos compartido muchas cosas juntos, y desde ahora compartiremos el ministerio y la fraternidad sacerdotal. Le doy gracias a Dios por haberme proveído de estos amigos y hermanos que me acompañarán toda la vida. Mi cantamisa, Dios mediante, será el viernes 20 de agosto de 2010, a las 8 pm en mi parroquia, María Madre de la Iglesia. Disculpen que los aburra tanto con todos estos detalles de mi ordenación, les prometo que más adelante regularizaré mis entradas y les compartiré más bien reflexiones sobre la vida cristiana. Y claro uno que otro detalle de mi ordenación, jeje.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eliezer, te mando saludos, me parece muy importante que sigamos fomentando la fraternidad como lo hemos estado haciendo en estas reuniones!

Permíteme felicitarte por tu blog, está muy completo..aparte que usted es muy profundo Padre!

Saludos
Diac. Chuy