lunes, 10 de mayo de 2010

UNA REUNIÓN MUY ESPECIAL

Foto grupal del Cardenal (sentado al centro) con los alumnos de 4º de Teología,
estoy en la esquina inferior derecha.
Todos los que formamos parte del grupo de cuarto año de teología de mi seminario, hoy tuvimos un encuentro muy especial con nuestro Arzobispo: el Sr. Cardenal Dn. Francisco Robles Ortega. Realmente salí renovado y muy edificado por las palabras que el Cardenal nos dirigió. Fue una charla amena, hecha en confianza. Sin duda nuestro Arzobispo es una persona que impone por sus palabras y elocuencia.

Siempre he tenido la firme convicción de que el Espíritu Santo habla por él. Tiene siempre las palabras acertadas para cada cuestionamiento y sus respuestas siempre dan luz sobre el punto debatido. Hoy hablamos con él de varios puntos importantes en la vida del sacerdote. He de decir que el que más me llamó la atención fue el de la identidad de los presbíteros. No poner tanto el acento en el quehacer sino en el ser del sacerdote.

La convicción de su identidad le da a los sacerdotes una defensa inexpugnable ante cualquier reto que se presente. También me llamó la atención un comentario que hizo sobre la recta intención que debemos tener si queremos entregar nuestra vida al servicio de la Iglesia en el ministerio sacerdotal. Sin duda fue un encuentro que me edificó sobremanera.