lunes, 3 de mayo de 2010

RETIRO EN CASA DE LOS OBLATOS DE SAN JOSÉ

El escudo de los Oblatos de San José

Hoy fue día de retiro en el seminario. Cada grupo académico organizó su retiro, algunos como mi grupo salimos de las instalaciones del seminario para hacerlo en otro lugar. Nosotros decidimos ir a vivirlo en el seminario mayor de los Oblato de San José, que esta muy cerca de nuestro seminario diocesano. La hospitalidad de estos hermanos es impecable, son muy cercanos a nosotros por que algunos de ellos estudian aquí en el diocesano.

La temática del retiro giro entorno a las expectativas que se tienen de nosotros cuando ya próximamente estemos viviendo y desarrollando nuestro ministerio en alguna parroquia.
El matrimonio compartiéndonos sus
expectativas.

Y las reflexiones estuvieron a cargo de cuatro expositores: un matrimonio perteneciente a una comunidad parroquial, un sacerdote recién ordenado y que actualmente es vicario,
el P. Elías Juárez, sacerdote recién ordenado,
actualmente vicario.

y un sacerdote de experiencia que ya es párroco. Todos ellos respondieron desde su experiencia y punto de vista la siguiente pregunta: ¿Que espera la Iglesia de los nuevos sacerdotes?

Las respuestas fueron diversas, sin embargo se pueden resumir en algunos rasgos que se mencionaron más: que sean santos, que sean trabajadores, y que sean fieles imágenes de Cristo.
El reto no es fácil y es necesario ser coherentes con el mensaje evangélico y vivir siendo otros Cristos.
Recibiendo la bendición con el santísimo en la hora santa.

Definitivamente fue un buen tema para aquellos que estamos a punto de salir del seminario a servir a la Iglesia, como sacerdotes, como diáconos o como seminaristas.