miércoles, 5 de mayo de 2010

INICIANDO LA MUDANZA

Vista aérea del Seminario Mayor de Monterrey

Parte de la tarde del día de hoy la dediqué a guardad en cajas libros y algunas cosas que no uso regularmente, para llevarlas el fin de semana a casa de mis papás. Para muchos de los que estamos en este último año de formación aquí en mi Seminario ha comenzado el "éxodo".

Hay que ir desalojando poco a poco el cuarto que durante este año nos hospedó aquí en el Seminario. Ya no moveremos nuestras cosas a otro cuarto en alguna otra parte del seminario, ahora nuestras cosas deben ser llevadas fuera porque hasta aquí llegó nuestra estancia en esta casa de formación. Es inevitable que la nostalgia invada mi pensamiento.

He vivido en el seminario mayor durante casi siete años. Dios mío cuantas experiencias vividas resguardado en los muros de esta gran casa. Aquí he reído, estudiado, he convivido, jugado, llorado, ha sido toda una aventura. Y ya estoy a casi un mes de dejar el seminario.
Sin embargo estoy seguro de que esta será mi casa para siempre. La sentiré así cuando regrese a visitarla. Me tomaré tiempo para irme despidiendo poco a poco de mi casa el Seminario de Monterrey.