lunes, 24 de mayo de 2010

EL ALMA DE LA IGLESIA EN MI ESCUDO DE ARMAS

El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia. Sin él nada trascendentalmente bueno puede realizar la comunidad de fieles. Con Él todas las virtudes pueden ponerse en práctica, toda predicación es eficaz, toda empresa en pro de la salvación de las almas es operante y tiene éxito, toda palabra de consuelo es efectiva. Bien sabía el Señor Jesús que la vida de su Iglesia necesitaría la asistencia del Santo Espíritu, el mismo Señor Jesús constituyó a la Iglesia como morada del Espíritu, por eso nada podrá destruirla.

Habrá miembros que sean infieles, pero son muchísimos más los que se dejan guiar por las santas inspiraciones de este Abogado Celestial, que siempre nos comunica la voluntad de Dios y desde nuestro interior ilumina nuestra oración para pedir como nos conviene, no como nosotros queremos sino como verdaderamente nos conviene. El Espíritu Santo todo lo penetra, todo lo ilumina, todo lo impulsa, todo lo llena de nueva vida. Y es indudable que todos estos prodigios los efectúa respetando siempre la libertad del hombre; es tan amable, que no forza a nadie a que lo reciba.

El Espíritu Santo anima nuestros esfuerzos por ser semejantes a Jesús nuestro maestro, nos da la valentía para profesar nuestra fe con actitudes, gestos y palabras verdaderamente cristianas. El Espíritu Santo guía a la Iglesia, a través del buen corazón y la vida entregada de los ministros sagrados; y a pesar de sus limitaciones y errores, los constituye como testigos de su Amor. El Espíritu Santo permite al hombre forjar en sí mismo convicciones tales, que nada puede conmoverlas, guía las voluntades para identificarlas con la voluntad santísima de Dios, edifica sin cesar a la Iglesia a través del tiempo hasta la consumación de los siglos.

Desde que era niño me gusta la Heráldica, es decir la ciencia del blasón o armerías, que se encarga de estudiar los escudos en los que se representan sobretodo ideales de personas concretas. He querido representar mi personal devoción al Señor y dador de Vida, en un símbolo que he creado y que quiero compartirles. Es mi escudo de armas.
En el esta plasmada la imagen por excelencia del Espíritu Santo, la paloma en plata (blanco) sobre un campo de gules (rojo), y debajo de ella una estrella también en plata (blanco) que representa a María Santísima. Es una representación de Pentecostés. La divisa o lema de mis armas es "Veni Domine Iesu", 'Ven Señor Jesús' Ap. 22, 20 ; palabras con las que el Apocalipsis proclama al final de sus capítulos el deseo de la Iglesia del pronto retorno del Señor Jesús. Son palabras que exaltan al Señor Jesús y expresan el deseo de su regreso en gloria y majestad. Decimos 'Ven' al Espíritu Santo al invocarlo, y el mismo es quien inspira a la comunidad cristiana a invocar al Señor Jesús.

Decir 'Ven' es clamar al cielo la asistencia necesaria. Un buen amigo Don José Juan Carrión Rangel, un verdadero profesional en la ciencia heráldica, ha publicado en su excelente blog de Heráldica una entrada con la evolución de mi escudo de armas, le pedí su opinión sobre el diseño que hice y muy amablemente me ayudó a decidir el diseño final. Espero que no se mal entienda la razón de tener mi escudo de armas propio, no es de ninguna manera signo de una pretensión personal, sino un símbolo de mis ideales, la representación personalísima de mis convicciones. Aquí pueden accesar a la entrada del blog de Don José Juan sobre mis armas.

1 comentario:

Jesús Pablo dijo...

Que havido!
Ps mira que interezante, a mi me gusta la heráldica también! Se me hace super shido ver como podemos expresar tanto en un escudo. Me agrada tu duseño, práctico.. un escudo francés, y especialmente la paloma de alas entreabiertas me agrada, y el cómo representaste a María... ¿¿"estrella de la Mañana"???.... yo hubiera puesto una "M"... bien copia de S.S. Juan Pablo II, y aunque a quien le diseñó su escudo no estubo de acuerdo.. no importa! La "M" ya es un símbolo.. pero tu idea de la estrella me gustó...

He leido bien poquillo sobre la heráldica, hay varios Blogs shidos..

Me gusta también el primero que hiciste...

y como ya merito te ordenas, ¿has pensando en tu escudo de armas Sacerdotal?, aunque sea como un simple hobbie...agregarle el sombrerillo (se llama capelo?.. ajaja suena curioso) con su única Borla pk seras sacerdote.. o sin ella pk eres Diácono.
http://blogdeheraldica.blogspot.com/2008/09/armas-sacerdotales.html

http://blogdeheraldica.blogspot.com/2009/01/timbre-diaconal.html

Te soy sincero... a mi si me agrada mucho la idea del escudo Heráldico, y de irlo evolucionando. Me tocó hace poco hacerle un diseño a una escuela de Inglés llamada "Hoes" asi con un escudo tipo FRANCO MEX... y ahi me tenias bien entretenido explicando a razón él escudo; me tocó también hacer el del grupo de catecismo de la capilla dónde hago mi apostolado, y ultimamente el de un grupo de jóvenes de San Ignacio de Loyola... peor ajajajaa, yo si me doy libertad de poner cuanta cosa me venga.. ajajajaaj (al fin diske diseñador) hasta un rostro le incluí... ¡hay te encarga la "fácil" reproducción.. ajajaaj..

Muchos saludos Eliezer! Que estes muy bien! ya cada vez falta menos para que termines... yeeii.. ¿como vas con la mudanza? y los exámenes? Ánimoo!!! ya merito.. en oración por Ti!