lunes, 12 de abril de 2010

UN DÍA LLUVIOSO


Es mi primer día en el seminario después de las vacaciones de pascua de este mi último año de formación. Ha sido un día muy lluvioso. Desde hace muchos días no había salido a aprovechar la hora del deporte para hacer ejercicio. Y ahora que salí, estando caminando alrededor del seminario como todo buen deportista, me cayó encima una copiosa e imprevisible lluvia que me empapó de pies a cabeza. Practicamente me llovió, ni modo así pasa cuando retomamos costumbres que perdimos hace mucho tiempo. Mañana tengo un examen parcial de Teología Latinoamericana, que es otra forma de llamarle a la Teología de la Liberación. No es muy complicada la materia, pero no estoy muy dispuesto para estudiar. Tendré que despavilarme saliendo a leer afuera, por que ya la cama de esta como llamando, y claro que si me acuesto, el estudio se acabó, el volver otra vez a la rutina de levantarme muy temprano me esta cobrando la factura a esta hora de la tarde. Ah por cierto esta es una foto mía al estilo Pocoyó.

1 comentario:

Jesús Pablo dijo...

ajajajaja, vez, te decia que te imaginaba mas así en ese ambiente...que con tus ejercicios de bajo impacto... así tal cual te describiste!!
Un saludo muy grande!