viernes, 9 de abril de 2010

SOBREMESA ECLESIAL

Hoy fui a comer con mi párroco, sus vicarios y cuatro religiosas en la casa parroquial. Buena comida, a los párrocos siempre les cocinan bien. Pero lo mejor fue la sobremesa que se dió después de la comida. El tema principal la vida parroquial, renovación de grupos, algunos detalles en la organización y desarrollo de los oficios de semana santa en la misión que promovió mi comunidad parroquial y de los propios en el templo parroquial.

Una sobremesa en la que todos opinamos y compartimos de lo que es nuestra vida de servicio a la Iglesia. Una grata experiencia a la que no estoy habituado. Las vacaciones se me acaban y el regreso al seminario es inminente. Al regresar, estaré regresando para vivir la recta final de mi formación inicial en el Seminario. La recta final del semestre número 20 en mi formación sacerdotal. Ha también los estaré aburriendo con mi nostalgia de fin de semestre, se los advierto. Aunque también incluiré en los posts siguientes comentarios interesantes, se los prometo.