lunes, 26 de abril de 2010

INUNDACIÓN EN MI HABITACIÓN

Ayer cuando volví al seminario, me encontré con la novedad de que había un charco enorme dentro de mi cuarto, fruto de una fuerte fuga de agua en la parte del edificio donde vivo. Tuve que sacar el agua a como pude y al final saqué dos cubetas llenas de agua.
Gracias a Dios no hubo pérdidas materiales, todo estaba a una altura prudente. Nada más eso me faltaba, pero ni modo, los accidentes pasan y lo único que queda es enfrentar la situación.
Este post es corto por que no tengo más que contar. Ya mañana haré una reflexión o algo más interesante por lo pronto hoy me despido.