viernes, 2 de abril de 2010

HOY HABLÓ SAN JUAN CRISÓSTOMO

Hoy quiero dejar hablar a San Juan Crisóstomo sobre el sacrificio del Señor Jesús:

"¿Deseas conocer el valor de la sangre de Cristo? Remontémonos a las figuras que la profetizaron y recordemos los antiguos relatos de Egipto.

Inmolad -dice Moisés- un cordero de un año; tomad su sangre y rociad las dos jambas y el dintel de la casa. «¿Qué dices, Moisés? La sangre de un cordero irracional ¿puede salvar a los hombres dotados de razón?» «Sin duda -responde Moisés-: no porque se trate de sangre, sino porque en esta sangre se contiene una profecía de la sangre del Señor.»

Si hoy, pues, el enemigo, en lugar de ver las puertas rociadas con sangre simbólica, ve brillar en los labios de los fieles, puertas de los templos de Cristo, la sangre del verdadero Cordero, huirá todavía más lejos."

Este es un pequeño fragmento de la lectura hagiográfica del oficio de lectura de hoy viernes santo y fue precisamente el contenido de mi predicación en la celebración de la Pasión del Señor del día de hoy. Sin duda una bellísima reflexión sobre el sacrifcio que el Señor Jesús hizo de Sí mismo para salvarnos.