sábado, 17 de abril de 2010

COMPRANDO REGALITOS

Hoy he acompañado a mi párroco y al sacristán de la parroquia donde ejerzo mi ministerio a comprar algunos regalos para los niños que cumplieron con una tarea en el catecismo. Son regalos sencillos, ya se acerca el día del niño y por haber cumplido puntualmente con varias tareas durante el año esos niños se hicieron acreedores a dichos regalos. Pienso que es una manera pedagógica bastante buena para evangelizar a los niños. Su esfuerzo les valió además del aprendizaje que obtuvieron, un regalo que disfrutarán mucho. Nuestra vida se trata de eso, de un camino lleno de retos que se nos presentan y que requieren de nuestro esfuerzo para salir adelante de ellos, y claro los más esforzados obtendrán un don especial. Si no fuera por esos retos en nuestras vidas, ¿a que nos dedicaríamos?