domingo, 21 de marzo de 2010

CON UNA SOLA FRASE

Con una sola frase, el Señor Jesús, redimencionó el tribunal y a los acusadores les arrancó la máscara de su hipocresía y los sentó en el banquillo de los acusados, justamente al nivel de la mujer acusada.
Con una sola frase, el Señor Jesús, salvó a la desamparada, y humillada pecadora.
Con una sola frase, el Señor Jesús, puso de manifiesto su sabiduría en un juicio más que justo.
Con una sola frase, el Señor Jesús, muestra el gran amor y misericordia que solamente pueden proceder de alguien que está plenamente unido a Aquel que es el Amor.
Con una sola frase, el Señor Jesús deroga la ley antigua y establece una manera nueva de conducir a todo un pueblo.
Con una sola frase, el Señor Jesús, aún sigue desenmascarando a los que se creen lo suficientemente justos para señalar el pecado ajeno, ocultando en lo más oscuro de su retorcida conciencia, sus aberrantes pecados.

Una sola frase bastó para transformar el comportamiento humano:

"Aquel que este libre de pecado, que tire la primera piedra."

1 comentario:

Anónimo dijo...

Thanks for info, I am always looking for something interesting on the Internet, i want to send
photos for your blog