sábado, 20 de febrero de 2010

EL DÍA DEL SEMINARISTA

Mañana celebramos en mi diócesis el Día del Seminario. Y lo celebramos visitando las comunidades parroquiales en las misas dominicales para invitar a los fieles a elevar su oración a Dios en favor del aumento y la perseverancia de las vocaciones sacerdotales y a cooperar con el sostenimiento de esta institución que lleva casi 220 años formando sacerdotes.

Durante estos casi 10 años que llevo viviendo en el seminario puedo dar testimonio de que la providencia divina nunca ha cesado y no nos ha faltado nada para nuestra formación. Y al Pueblo de Dios no le han faltado nuevos sacerdotes, tal vez han sido pocos, sin embargo no ha dejado de haber ordenaciones sacerdotales.

Este día es oportunidad para agradecer todo lo que he recibido de Dios y es día para renovar mi compromiso ante Dios de ofrecer cada día mi vida al servicio de su Pueblo santo.