martes, 22 de diciembre de 2009

IDEAS VAN, IDEAS VIENEN

Hace poco presenté mi examen "ad audiendas confessiones", que es un examen que nos aplican a todos aquellos que pretendemos ser administradores del sacramento de la reconciliación, claro cuando seamos sacerdotes...

Es un examen sencillo, pero para el cual hay que prepararse mucho: preparación remota... todos los cursos de moral de los años de teología, ah! y lo que hemos aprendido de la misericordia de Dios a lo largo de todos nuestros años de formación.

Creo que pasé... aunque es la única asignatura a la que le falta calificación en mi boleta. Ya veremos los resultados cuando regresemos el próximo semestre. Por ahora solo me preocupa aprovechar mis vacaciones en descansar y desarrollar algunas ideas que se me ocurren para mejorar los cargos que hago en el seminario. Es terrible, entre mas estoy descansado más ideas vienen a mi mente, ideas que considero buenas y que pienso sería un desperdicio no hacerlas realidad... lo que representa, claro, más trabajo...

Es paradoja, cuando descanso concibo más trabajo... esta raro.