miércoles, 23 de diciembre de 2009

EN LAS VÍSPERAS DE LAS VÍSPERAS DE NAVIDAD


Mañana en la noche es "noche buena" y pasado mañana es Navidad, y todavía es oportunidad para seguir preparando nuestro corazón para darle cobijo a este tierno niño que nos trae la salvación.

Estas fechas me llenan de una alegría especial, la alegría de estar con mi familia y poder compartir con ellos esta celebración tan peculiar de nuestra fe. Nacerá el salvador.

Aún es tiempo de hacer un lado todo el ornato innecesario del que hemos rodeado esta celebración y descubrir la esencia de nuestra alegría navideña, que es el nacimiento de un humilde niño que ha venido para ser alegría de todo el que se considere verdaderamente humano.