lunes, 25 de mayo de 2009

LA CUPULA AZUL

Esta cúpula alberga la capilla en la que se encuentra la urna con los restos de un santo mártir: San Teófimo.

Patrono insigne de mi seminario y joven de los primeros siglos de la Iglesia que entregó su vida antes que renegar públicamente de su fe.

Entregar la vida?  para eso me estoy formando... y he descubierto que nunca es suficiente.

Gracias a Dios nunca es suficiente!,  porque siempre hay nuevos retos, y además porque si en algún momento fuera suficiente nuestra entrega la vida terminaría ahí.  

La vida de Teófimo terminó trágicamente en manos de gente llena de odio y vacía de fe. Sí, trágicamente, pero en paz con Dios por que lo amó hasta el extremo. 

Esa es mi aspiración el imitar a Teófimo en lo que hizo.