lunes, 16 de marzo de 2009

UN CAMINO CUESTA ARRIBA


La cuaresma en algunas ocasiones se le compara con un camino cuesta arriba, un camino que tiene como cumbre y meta la celebración de la pascua.

La cuaresma es un camino arduo, sin embargo tambien esta lleno de gratificantes encuentros con la infinita misericordia de Dios. Es camino de esperanza y no de tristeza.

Es un camino que debe de llenarnos de un santo celo por las cosas de Dios y de una renovación en nuestra respuesta afirmativa a la llamada de Dios.

Es un camino que no se acaba y en el que la conversión se intensifica de manera tal que nuestro espíritu se fortalezca contra las acechanzas del enemigo.

Sigamos adelante con ánimo este camino de preparación para la fiesta mas grande de nuestra fe: la liberación que Cristo nos otorga por medio de su muerte y gloriosa resurrección.